Isolcork, solución a las humedades en el hogar

Llego el invierno y con el afloran los problemas de humedad en los hogares, es importante eliminarlos cuanto antes, ya que es la época del año en que más tiempo pasamos en casa y sobre todo con las ventanas cerradas.

Pero ¿se te había ocurrido que se puede combatir el frio y las humedades utilizando una pintura térmica aislante en base a corcho 100% natural?

Isolcork empresa especialista en entregar soluciones en corcho para la construcción, cuenta con una solución definitiva para los problemas de humedades, ya sea humedad por condensación o humedad por capilaridad y además favorece en gran parte las propiedades térmicas de la vivienda. Se trata del Corcho proyectado, una mezcla de partículas de corcho seleccionadas, con diferentes tipos de resinas en base de agua, cargas minerales, estabilizantes y aditivos.

El corcho proyectado Isolcork representa una evolución en revestimientos ecológicos. No se trata de una simple pintura, sino de un verdadero revestimiento de terminación que aparte de decorar una pared, contribuye activamente a su aislamiento térmico, manteniendo la transpirabilidad del muro, característica fundamental para que no se expresen las humedades en el revestimiento.

Humedad por condensación

Si la humedad presente en el ambiente se estanca y se concentra en nuestra vivienda, puede dar lugar al fenómeno de la condensación. ¿Pero que es la humedad por condensación? La humedad por condensación en una vivienda aparece sobre la cara interior de los cerramientos cuando su temperatura es inferior a la del roció, lo que hace que el vapor de agua presente en el ambiente condense sobre los muros que están más fríos. El resultado de esta condensación promueve el crecimiento de mohos y demás microorganismos, dando origen a las desagradables manchas de humedad en las paredes, las cuales pueden ser muy perjudiciales tanto para la estética del hogar y para la salud de los usuarios de la vivienda.

Principales factores para la aparición de humedad por condensación

Los principales factores que influyen en la aparición de humedad por condensación son:

  • Alta producción de vapor de agua localizada generalmente en las zonas húmedas de las viviendas, como son cocinas y baños.

  • Impermeabilidad de algunos materiales como los vidrios, cerámicos o marcos de aluminio, sobre los cuales se llega a producir un verdadero goteo.

  • La existencia de puentes térmicos sin aislamiento adecuado puede generar la aparición de este tipo de humedades.

  • La falta de ventilación en el hogar puede agravar la aparición de este tipo de humedad.

  • los sistemas de calefacción húmeda son aquellos que queman combustibles a base de hidrocarburos (parafina, gas licuado o natural o) y que al ser de llama abierta (sin expulsión de gases quemados al exterior), dejan en los ambientes dichos gases, los cuales contienen un importante porcentaje de hidrógeno que durante la combustión se combina con el oxígeno del aire para producir agua. Lamentablemente estas estufas son las más usadas en nuestro país siendo una de las principales causas de condensaciones en la vivienda.

¿Cómo se puede solucionar?

Para evitar este tipo de humedad, es recomendable tratar de disminuir los factores que influyen en la aparición de esta condensación, pero lo más eficiente es preparar la superficie interior de los muros perimetrales con revestimientos porosos, que permitan el tránsito del vapor de agua hacia el exterior y aislantes térmicos para evitar que las paredes estén a temperaturas más frías que las del ambiente.

¿Por qué Isolcork?

Isolcork reúne en un único producto todas las propiedades y características deseables en un revestimiento para combatir la humedad por condensación. El corcho proyectado de isolcork tiene una elevada transpirabilidad por lo que no interrumpe el tránsito de vapor de agua del interior al exterior, evitando que el aire se sature de agua. Además el corcho proyectado de isolcork también es un aislante térmico por lo que es una aplicación que mejora considerablemente la temperatura superficial de los cerramientos mal aislados, evitando la existencia de paredes frías donde pueda condensarse la humedad del ambiente y así evitar que se exprese en el revestimiento.

En casos donde la presencia de humedad por condensación sea a causa de una mala ventilación, exceso de calefacción o una mala impermeabilidad de ciertos materiales, lo más recomendable es la aplicación de corcho proyectado sobre los parámetros interiores afectados por la humedad, que generalmente son los muros perimetrales, ya que al estar en contacto con el exterior, tienden a estar más fríos. Esta aplicación mejora considerablemente la temperatura superficial de los muros, evitando la existencia de paredes frías donde pueda condensarse la humedad del ambiente.

Por otra parte, en viviendas donde no contemos con aislamiento exterior, se producen los puentes térmicos. Estos se producen en los encuentros transversales con elementos estructurales, creando una superficie en donde el aislamiento interior no cumple su función. De esta manera se provoca una caída en la temperatura de la superficie afectada, esta oscilación térmica en dichos elementos junto con la temperatura del aire interior crea la condensación. En estos casos podemos ver que la humedad aparece en las esquinas o uniones de paredes, suelo y techos. Los cuales no son por otro motivo que zonas de puentes térmicos.

 En estos casos el tratamiento exterior con corcho proyectado elimina los puentes térmicos, de esta manera evitaremos que aparezca la humedad en el interior.

Pero en zonas muy heladas la mejor manera de eliminar estos puentes térmicos es a través del Sistema de Aislación Térmica por el Exterior de Isolcork el cual mejora el comportamiento térmico de la envolvente del edificio, aumentando la inercia térmica del mismo y mejorando las temperaturas interiores de la envolvente, resolviendo la existencia de superficies frías interiores donde se pueda generar humedad por condensación.

Humedad por capilaridad

Las humedades por capilaridad en paredes es una patología muy común que sufren las viviendas en las zonas bajas y en las fachadas que están directamente en contacto con el terreno húmedo. Se produce cuando el agua que se encuentra en el terreno asciende a través de los poros de los materiales.

Esta agua puede deberse a causas como la acumulación de agua por lluvias que tienen dificultad para drenarse, por lo que se estanca y acaba siendo absorbida por la cimentación de las edificaciones. Originando eflorescencias, manchas de hongos y desprendimiento del revestimiento que observamos en los arranques de fachadas y muros.

En casos extremos, una estructura puede llegar a perder la mayor parte de su capacidad de carga, esto debido a que se debilita la fuerza de cohesión de los elementos y materiales que lo constituyen. Además, el contacto de esta superficie mojada con el aire hace que se produzca la oxidación pudiendo llegar a ser un problema muy serio.

¿Cómo se puede solucionar?

La mejor solución para este tipo de patología es favorecer la eliminación de esta humedad a través de la evaporación natural. Tenemos que dejar respirar a nuestro muro o fachada, por lo tanto, no tapar los poros de nuestros materiales, ya que esto crearía una pantalla que evitaría la evaporación natural. Por lo tanto No sirve pintarlas, ya que al sellarlas no permitimos su respiración, lo cual favorece la aparición de humedades, sino que han de recubrirse con materiales que permitan la transpiración de muro.

¿Por qué Isolcork?

El corcho proyectado de isolcork, es un producto altamente poroso con una excelente red capilar, además es un material altamente transpirable que le permite en todo momento el tránsito de vapor de agua desde el terreno hasta el exterior, favoreciendo la evaporación natural del agua causante de la humedad por capilaridad. Además es un producto impermeable y posee una elevada adherencia a todo tipo se superficies, también posee una gran resistencia al envejecimiento causado por el agua y los rayos UV, lo que nos garantiza su resistencia y durabilidad por muchos años. A la vez también conseguiremos mejorar considerablemente el comportamiento térmico de la vivienda y a diferencia de otras soluciones, el corcho proyectado evita los descaramientos y las fisuras en los revestimientos, lo que prolonga el factor estético por muchos más años.

Preparación del soporte

Antes de comenzar con la preparación del soporte, es importante utilizar gafas y una vestimenta adecuada, para protegerte del polvo y demás residuos que se puedan generar. Cuánto más nos esforcemos en esta labor, más cómodos estaremos a la hora de trabajar las paredes.

Para comenzar a aplicar el corcho proyectado primero tenemos que conseguir que nuestra pared esté limpia, completamente lisa y sin imperfecciones. A continuación, te damos una serie de consejos y acciones que puedes llevar a cabo para dejarla preparada.

1. Cubrir el suelo: El primer paso es cubrir el suelo con un plástico protector, para que luego sea más fácil limpiarlo y no se estropee ni manche el suelo.

2. Eliminar la humedad: Para comenzar a preparar el soporte, lo primero que se tendrá que hacer es eliminar los rastros de humedad. Para esto tendremos que limpiar el área afectada con una esponja y cloro. En el caso de las manchas más rebeldes, tendremos que raspar con una espátula hasta eliminar por completo los rastros de humedad. Es necesario que el trabajo de raspado se haga de 15 a 20 cm más del área afectada.

 3. Remover pinturas descascaradas: Una vez hayamos eliminado la humedad, con una espátula tendremos que remover todos los rastros de pintura que no este adherida, en el caso de tener un papel mural humedecer con una esponja la noche anterior para facilitar su sacado.

4. Repara los agujeros y las grietas: Después de dejar que toda la superficie libre de manchas de humedad y de pinturas descascaradas debemos corregir todas las imperfecciones, para esto tendremos que rellenar los huecoso desperfectos que pueda tener nuestra pared a través de una masilla de relleno o algún material similar. Recuerda retirar todo el exceso de material entes de que seque. Posterior a eso, no olvides dejarla secar durante un tiempo prudente antes de seguir, ya que cuanto más seca quede la superficie mejor y más sencillo será el trabajo posterior.

5. Lijar la pared: Una vez seca y endurecida, procederemos a lijar las paredes. Existen lijadoras eléctricas que hacen que esta tarea sea mucho más fácil, rápida y precisa, aunque también se puede utilizar el papel de lija tradicional. Nunca lijes en paredes con placas de cartón-yeso, salvo en las juntas y donde se haya aplicado masilla. En estos casos la superficie ya se encuentra apta para pintar.

6. Limpiar toda la pared: ya sea que hayas lijado o que no lo hayas hecho, siempre deberás limpiar para quitar todo rastro de polvo, ya que este podrá perjudicar la adherencia de producto.

7. Cubrir superficie que no queremos pintar: Cuando la superficie ya está reparada, limpia y seca, procederemos a cubrir todas las superficies que no queramos pasar a pintar. Luego nuestra pared ya está lista para aplicar corcho proyectado.

 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados